¿Cortina o mampara?

Cuando te planteas renovar el baño o reformarlo tenemos que tener muy clara la idea que queremos en nuestra mente y también el presupuesto que podemos alcanzar.

Con los pequeños detalles nos podemos ahorrar unos cuantos euros como la grifería a elegir, el tipo de espejo y la mampara o cortina de ducha. Aunque también te sugerimos que hagas una lista de prioridades en el baño, es decir aquellas cosas que son indispensables para ti y a las que no quieres renunciar y otras que no te son tan importantes. Aquí es cuanto viene el dilema ¿mampara o cortina para la ducha?

Ambas opciones tienes su pros y contras. Las cortinas de baño son efectivamente más económicas que las mamparas aunque estas últimas han ido bajando mucho de precio y ya no es tan difícil encontrar  mamparas de baño baratas.

Las cortinas de duchas son más fácilmente personalizables y pueden dar mucho juego a la hora de decorar el baño y conseguir un estilo de decoración de tipo vintage. Las blancas y las transparentes son todo un clásico que nunca pasará de moda.

Pero si lo que buscas es un cuarto de baño de estilo moderno o industrial las cortinas de baño no te sirven de mucho y deberás inclinarte por mamparas de baño baratas que casen con el estilo que buscas. A mi las que más me gustan son las fijas, es decir los paneles fijos de ducha. Si dispones de espacio te los recomiendo ya que son super decorativos, especialmente cuando los combinas con elementos de acero de tipo industrial. Abajo tienes algunas ideas que me encantan.
Si optas por las cortinas de ducha las de tendencia son con paisajes de bosques muy verdes, de estilo tropical o con mensajes y letras de tipo vinatge. Eso sí, recuerda cambiarlas cada tres o cuatros meses ya que a diferencia de las mamparas las cortinas tienden a retener la humedad y acaban con moho.

En definitiva, para gustos colores, aunque desde aquí te recomendamos que una inversión en una mampara de ducha a la larga sale rentable.









Comentarios

Lo más trendy